Los estudios indican que los jovenes cuyos padres, abuelos u otros encargados muestran algun tipo de participación en su educación formal tienden a  hacer un mejor trabajo escolar.  Algunos de los beneficios que se han identificado en la medida que los padres participan en la educación de sus hijos son:
  • los resultado de los examenes en los grados de mayor dificultad
  • el rendimiento academico a largo plazo
  • programas mas exitosos
  • escuelas mas eficases
Todos los padres desean que sus hijos se conviertan en adultos exitosos y responsables.  Del mismo modo, muchos padres no quieren estar involucrados en la educación formal de sus hijos y piensan que todo tiene que hacerse en la comunidad escolar.  Sin embargo, muchos padres no saben por dónde empesar, como crear un horario o como hacer para establecer una comunicación efectiva con la escuela. Los padres pueden comenzar a fomentar la educación de sus hijos, demostrando que realmente valoran su educación.


 


Comments




Leave a Reply